¿QUÉ ES EL PELLET?

    El Pellet es energía renovable que se obtiene de la reconversión del principal subproducto de la industria maderera, el aserrín y viruta o bien podemos definirla como biomasa.

    Durante la última década se ha desarrollado en Europa un mercado de consumo de bioenergías, sustentado principalmente por políticas gubernamentales que priorizan su utilización, en una estrategia de independencia frente a las energías tradicionales y la sustentabilidad del medio ambiente.

    En lo que respecta al mercado europeo de energía para calefacción el insumo más utilizado es el pellet de madera. Obtenido a partir del procesamiento industrial de desperdicios de la madera, este producto logra satisfacer necesidades técnicas, de calidad y de conservación del medioambiente. En nuestro caso, constituye además un producto energético renovable y una alternativa de valor a los desperdicios de la industria maderera. Esto se debe a que proviene de bosques implantados y renovables.



    BENEFICIOS

     Los pellets producidos por Lipsia, constituyen una fuente de energía renovable ya que provienen de bosques implantados que se vuelven a generar.

    Es constante en tamaño y propiedades físicoquimicas ya que su producción se realiza bajo normativas exigentes.

    Posee un bajo contenido de humedad y un elevado poder calorífico.

    Por su reducido tamaño y su forma cilíndrica, permite ser dosificado a través de sistemas mecánicos o neumáticos y tiende a comportarse como un fluido, dándole la ventaja de ser fáciles de manipular.

    Genera menos ceniza que la leña. A diferencia que la leña de las chimeneas tradicionales, la cantidad de ceniza que se genera es notablemente inferior. Esto conlleva menos tiempo dedicado a la limpieza.

    Está comprobado la combustión de los Pellets es la más limpia de todos los combustibles sólidos.

    Gran durabilidad. Sin necesidad de mantenerlo en un lugar seco, el pellet puede durarnos mucho tiempo. Un aspecto muy importante si nos encontramos en zonas frías o húmedas.

    Balance neutro en emisiones de CO2. Realizada en las condiciones adecuadas, la combustión de biomasa produce agua y CO2, pero la cantidad emitida de este gas (principal responsable del efecto invernadero), fue captada previamente por las plantas durante su crecimiento. Es decir, el CO2 de la biomasa viva forma parte de un flujo de circulación natural entre la atmósfera y la vegetación, por lo que no supone un incremento del gas invernadero en la atmósfera.

    Pellet

    $380,00

    Ver formas de pago

    Calculá el costo de envío

    ¿QUÉ ES EL PELLET?

    El Pellet es energía renovable que se obtiene de la reconversión del principal subproducto de la industria maderera, el aserrín y viruta o bien podemos definirla como biomasa.

    Durante la última década se ha desarrollado en Europa un mercado de consumo de bioenergías, sustentado principalmente por políticas gubernamentales que priorizan su utilización, en una estrategia de independencia frente a las energías tradicionales y la sustentabilidad del medio ambiente.

    En lo que respecta al mercado europeo de energía para calefacción el insumo más utilizado es el pellet de madera. Obtenido a partir del procesamiento industrial de desperdicios de la madera, este producto logra satisfacer necesidades técnicas, de calidad y de conservación del medioambiente. En nuestro caso, constituye además un producto energético renovable y una alternativa de valor a los desperdicios de la industria maderera. Esto se debe a que proviene de bosques implantados y renovables.



    BENEFICIOS

     Los pellets producidos por Lipsia, constituyen una fuente de energía renovable ya que provienen de bosques implantados que se vuelven a generar.

    Es constante en tamaño y propiedades físicoquimicas ya que su producción se realiza bajo normativas exigentes.

    Posee un bajo contenido de humedad y un elevado poder calorífico.

    Por su reducido tamaño y su forma cilíndrica, permite ser dosificado a través de sistemas mecánicos o neumáticos y tiende a comportarse como un fluido, dándole la ventaja de ser fáciles de manipular.

    Genera menos ceniza que la leña. A diferencia que la leña de las chimeneas tradicionales, la cantidad de ceniza que se genera es notablemente inferior. Esto conlleva menos tiempo dedicado a la limpieza.

    Está comprobado la combustión de los Pellets es la más limpia de todos los combustibles sólidos.

    Gran durabilidad. Sin necesidad de mantenerlo en un lugar seco, el pellet puede durarnos mucho tiempo. Un aspecto muy importante si nos encontramos en zonas frías o húmedas.

    Balance neutro en emisiones de CO2. Realizada en las condiciones adecuadas, la combustión de biomasa produce agua y CO2, pero la cantidad emitida de este gas (principal responsable del efecto invernadero), fue captada previamente por las plantas durante su crecimiento. Es decir, el CO2 de la biomasa viva forma parte de un flujo de circulación natural entre la atmósfera y la vegetación, por lo que no supone un incremento del gas invernadero en la atmósfera.

    Mi carrito